El olvidado y el vagabundo/la leyenda del asilo - carlos ramón fernández/juan josé martínez - srtam

Hecho por NankuRunaisa en la categoría Musica

LEER JUNTO CON LA CANCIÓN.

PARTE 1:

En la vereda sentado en las puertas de un asilo, está el viejito Cirilo por sus hijos olvidado.

La tristeza le ah ganado, ni quiere asomarse afuera, al morir su compañera y al abundar la imprudencia, sus hijos querían la herencia y su rancho fue tapera.

Lo llevaron engañado, aunque el algo sospechaba..
Pa' sus adentros pensaba: "¿Pa' dónde  iré jubilado?"

pero salió resignado
echo una larga mirada
y en la quinta la majada
sus ojos le quedan fijos
pensando que crio a sus hijos
trabajando con su amada.

Corbata, corbata era el ovejero, así el dueño lo llamaba.. que allá triston caminaba del galpón al gallinero.

Pero en una gesto sincero
el perro hacia el viejo vino
y maldiciendo el destino
que su instinto le despierta,
lo acompañó hasta la puerta
que estaba junto al camino.

Y ahí queda el perro parado,
viendo que al faltar la madre,
sus hijos llevan a un padre
hacia un asilo engañado.

El se queda abandonado
y por lo que el intuía, justamente al otro dia
aunque esto parezca un sueño, apareció un nuevo dueño en el rancho en que el vivía.
El no quiso otro patrón, prefirió ser vagabundo y se largó a un nuevo mundo sin que le falte razón.
Fué  triste aquella ocasión, quizás lo empujó el destino.
Supo contar un vecino
que solía cortarle el sueño
al fregonar por su dueño
aullando por los caminos.

Del pago se fue alejando,
se mete en una ciudad,
dejo atrás la soledad
que lo venía maltratando.

Seguro Dios lo iba guiando
pal lado del que el se acordaba..
y una mañana en que estaba
sentado al sol don Cirilo
ve que pal lado del asilo un corbata se acercaba.

Se le escapa un lagrimon, se le moja la mejilla y al ir dejando la silla temblaba en el arrancon.

Agarrotao de emoción: "corbata, corbata" le pegó el grito, se queda el perro quietito, oye que lo están  nombrando cuando ve que va chuequeando pal lado del un viejito.

Con las dos rodillas en tierra
abraza al perro el abuelo y suelta un beso pal cielo
con cosas que adentro encierra, a su creencia se aferra sabe que Dios va a escuchar..
que no deje de rezar su compañera le dijo y que un sopapo de un hijo hay que saber perdonar.

Que ejemplo el que vino a dar
el perro con su cariño, si hasta lloró como un niño
que pregona pa' mamar.

El que no quiso dejar que lo mande otro patrón, vagabundeo con razón hasta encontrarlo a Cirilo y vive dentro el asilo por tener buen corazón .

Parte 2: 

Dos años habían pasado desde que el abuelo y el perro eran madrina y cencerro después de haberse encontrado.

Pero en el rostro olvidado por sus hijos en el asilo, se le ve al viejo Cirilo que de angustia tal vez, lo avanzado de su vejez colgó su vida en un hilo.

A sus dos hijos reclama cuando ve corta su suerte y fué fiel hasta la muerte el perro al lado de la cama.

Se le acercó una mucama, testigo de aquel segundo, que dio un resuello profundo como cansado de un encierro y acariciando a su perro se fué lento al otro mundo.

El perro mastica el duelo, lame una vez su mejilla, acompañó la camilla que iba llevando al abuelo.. solo podía verle el pelo, un servidor pa' esta vida, y con la mirada ida y una ambulancia marchando, se lo vió al corbata aullando en señal de despedida.

Se volvió a la habitación que con Cirilo vivía y en aquella pieza fría quedó echado en el rincón. 

Ese pobre corazón nacido para sufrir, ya sin razón por vivir, entre el silencio y el sueño, oía un reloj sin dueño ya dejando de latir.

La tristeza que había a diario lo hecho al potrero de la muerte y se fué acortando su suerte junto con su calendario.

Al ver el veterinario que la muerte se avecina, atendiendolo en la esquina no pudo encontrarle calma, al dolor que había en su alma con la alta medicina.

Caba la tumba un abuelo y otro le tira un cartón que dice: "tu corazón fué tan grande como el cielo" y acariciandole el pelo, reza y dice la mucama: "todo el asilo te ama" y fué tapandole el sueño, con dos frazadas sin dueño que estaban frías en la cama.

Sale otro viejito afuera, lento se viene acercando, se queda parado mirando y con una cruz espera, y le talló en la madera "la leyenda del asilo" y otro abuelo contra un tilo talló en la madera que ata: "Acá descansa el Corbata, amigo fiel de Cirilo."

 


229

Comentarios 123

SacaPunchis - Sacapunchis - Hace 3 días

cool


0ut3rSp4c3 - 3t - Hace 4 días

Buena info , le dejo + 20 usted


NankuRunaisa - Srtam - Hace 4 días

Gracias <3


El-Virgoneitor - El-virgoneitor - Hace 4 días


NankuRunaisa - Srtam - Hace 4 días

Robar es cuando vos robabas memes, lo mío seria una especie de recomendación de canción xD


0ut3rSp4c3 - 3t - Hace 4 días

Este chavon de virgoneitor , se la pasa insultando a todas las personas que postean deberian de denunciarlo publicamente.